Los números no mienten: Cuanto más corre Tom Cruise en sus películas, mejor le va en la taquilla


No nos miremos la suerte entre gitanos, chiquillos. Por más que algunos romanticemos el cine, la plata es para gran parte de la industria cinematográfica de Hollywood lo más importante a la hora de decidirse a grabar una película. No por nada hay estudios científicos que buscan encontrar la formula perfecta para asegurarse de que una cinta sea un éxito de taquilla. Y bajo esa misma línea -pero con un claro cariz humorístico- un análisis estadístico realizado por el sitio Rotten Tomatoes identificó el elemento determinante para que una película protagonizada por Tom Cruise la rompa en la venta de boletos: Correr, correr lo más rápido y lejos posible.

Sí, chiquillos, les estoy hablando en serio. Para determinar esto, Rotten Tomatoes dividió todas las películas de Cruise en 4 grandes e ingeniosas categorias: Cuando no corre absolutamente nada (sedentarismo seal of approval), cuando corre menos de 500 pies (150 metros), cuando corre entre quinientos y mil pies (150 a 300 metros) y cuando corre más de mil pies. Y por más absurdo que parezca, esta tendencia se cumple a cabalidad.

Por ejemplo, cintas en las que el actor no corre nada, como Magnolia, Tropic Thunder y Valkyria, solo lograron recaudar 48, 188 y 200 millones de dólares respectivamente. Ahora, si miramos las 3 películas en las que más tiempo corre en pantalla, la historia es diametralmente opuesta. En el caso de La Guerra de los Mundos (2005), Cruise corrió 534 metros y recaudó 592 millones de dólares. En Mission: Imposible – Ghost Protocol (2011), el interpreté corrió la no menor distancia de 934 metros y recaudó la cuantiosa suma de 695 millones de dólares. Por otra parte, Mission: Impossible – Fallout (2018) recaudó más de 791 millones, cosa que no es de extrañar si tomamos en cuenta que la cinta cuenta con escenas en las que el actor corre a toda máquina e incluso llegó a fracturarse un tobillo durante el rodaje debido a sus arriesgadas maniobras físicas. Para terminar, en Mission Imposible III (2006) -su última cinta-, Cruise corrió un total de 979 metros, la distancia más larga de toda su carrera, y amasó 398 millones, todo un hit para la época en que se estrenó y el presupuesto que se utilizó para su filmación.

Y qué mejor forma de cerrar esta nota que dejarlos con un compilado que muestra todas las veces en las que Tom Cruise ha corrido en el cine desde que protagonizó su primera película y hasta el 2016:

Los números no mienten: Cuanto más corre Tom Cruise en sus películas, mejor le va en la taquilla

0 Comentarios
Peter Marschhausen
Peter Marschhausen
Sueño a 24 cuadros por segundo. Gamer desde que tengo memoria.