Grabar o fotografiar el eclipse solar con tu smartphone podría dañarlo de forma permanente


En un par de minutos más, comenzará el fenómeno natural al que todos los medios de comunicación del país le han dado como bombo en fiesta: El eclipse total de sol que podrá ser visible desde todo el país y comenzará alrededor de las 3:30 de la tarde. Ahora, ¿por qué este evento ha cobrado tanta importancia en esta larga y angosta faja de tierra? Porque es el primer eclipse de tal magnitud que podremos presenciar en el país tras la masificación del internet y los smartphones entre la población, y por eso mismo, muchos de ustedes se estarán haciendo la pregunta del millón: ¿Se pueden tomar fotografías o grabar video del eclipse con nuestros celulares? Bueno, la respuesta corta es que si quieren que si no quieren dañar sus dispositivos móviles de forma permanente es mejor que no, chiquillos.

La razón detrás de esto es que los rayos del sol son tan potentes al momento del eclipse, que estos podrían terminar dañando el lente de la cámara. Sin embargo, hay formas de protegerlo como recortar parte del filtro que tienen los lentes con certificación ISO 12.312-2 y que se han vendido como pan caliente en los últimos días para proteger el lente nuestros celulares. Ahora, si no tienes tijeras a mano, una solución más sencilla es simplemente sobreponer los lentes frente al celular para evitar el daño.

Ahora, si te las quieres dar de pro y tienes una cámara réflex, la única forma segura de registrar el eclipse es comprando un filtro profesional que le permita aguantar al lente la cantidad de luz solar que emitirá el eclipse, pero como ya estamos tan encima de este bello fenómeno natural, es mejor que simplemente no saques la cámara si es que ya no compraste el filtro.

Y ustedes, ¿tenían pensado tomarle fotos al eclipse con su celular?

Grabar o fotografiar el eclipse solar con tu smartphone podría dañarlo de forma permanente

0 Comentarios
Peter Marschhausen
Peter Marschhausen
Sueño a 24 cuadros por segundo. Gamer desde que tengo memoria.