Se veía venir: La última película de Kevin Spacey solo recaudó $126 dólares en su estreno


Muchachos, tal como les puse en el titular, les digo al toque que esto se veía venir pero a kilómetros de distancia. Porque sí, este recién pasado fin de semana fue estrenada en Estados Unidos la película Billionaire Boys Club, película que inevitablemente tiene que hacerse cargo de un inmenso estigma: Ser una de las últimas películas en la que actuó Kevin Spacey.

Por eso mismo, no había que ser tarotista ni mucho menos para adivinar que esta cinta -que en su elenco también incluye a actores como Ansel Elgort (Baby Driver) y Taron Egerton (Kingsman)– iba a ser un fracaso de taquilla, ya que tan solo 10 salas de cine en el país de la libertad con aroma a petróleo se dignaron a incluir la película dentro de su cartelera.

Y los resultados ya están a la vista, porque, según informó The Hollywood ReporterBillionaire Boys Club solo recaudó unos miseros $126 dólares -algo así como 85 mil pesos chilenos- en su primer día de proyección. ¿Qué significa esto? Que en total solo 14 personas fueron a ver la película en todo el país, lo que se traduce en que cada sala de cine fueron en promedio no más de 2 personas, quienes aportaron $12.60 dólares a la recaudación total.

Ahora, pese a estos pésimos resultados, cabe mencionar que la película se filmó el 2015 y ya había sido estrenada en plataformas de videos on demand tanto en Estados Unidos como internacionalmente. Sin embargo, esto no hace que el panorama se vea más favorable para la cinta, porque hasta el momento Billionaire Boys Club solo ha recaudado un millón y medio de dólares hasta la fecha.

Ahora, si quieren seguir aumentando las paupérrimas ganancias de este filme, les dejo el trailer de la película para ver si les tinca arrendarla en alguna de las plataformas de internet que ya le tienen disponible:

Se veía venir: La última película de Kevin Spacey solo recaudó $126 dólares en su estreno

0 Comentarios
Peter Marschhausen
Peter Marschhausen
Sueño a 24 cuadros por segundo. Gamer desde que tengo memoria.