#EnsayoViaX. Big Little Lies: ¿Mujeres desesperadas? ¡NO!, MUJERES BACANES.


Cuando vi el tráiler de esta serie con Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley, Laura Dern y​ Zoë Kravitz y que además está dirigida por Jean-Marc Vallée (Dallas Buyers Club y C.R.A.Z.Y.) a mí me dio esa ansiedad bacán de verla ¿pero qué paso? Game of Thrones, eso paso y solo vi dos capítulos y la deje, porque cuando comienza GOT, todo se convierte a GOT. Y después veo que arrasa en los Emmy y yo sintiéndome muy irresponsable me vi todos los capítulos de una. Era sábado 4 a.m. yo terminando de ver el último capítulo con el corazón en la mano.

Antes que sigan les digo que es imposible hablar del amor a esta serie sin spoilers

La serie se desarrolla en capas, la primera que nos presentan es la de una muerte, asesinato tal vez, luego está la del comentario condenatorio de testigos hacia las mujeres que están directamente involucradas y que se van intercalando durante cada capítulo, ellas son la capa más profunda y extensa así que comenzare con ellas.

He escuchado/leído cosas como: “una serie de mamás blancas privilegiadas”, “muy Desperate Housewives / Sex and the City” o que tiene similitud a Pretty Little Liars (en lo único que asemejan es en el nombre y que todo gira en torno a la muerte de alguien). Y lo voy a dejar ahí porque esta serie es otra cosa, es más bien la respuesta a esas series llenas de estereotipos. Una de las cosas que más ame de BLL es la dimensión de cada personaje, como las actrices le dan humanidad y complejidad a cada uno, desde su raíz vemos el compromiso que existe sobre todo de parte de Reese Witherspoon y Nicole Kidman productoras del show, ellas buscaron la forma de realizarla y al resto del elenco, es un trabajo de amistad. Celeste, Madeline, Jane, Renata y Bonnie cada una es un mundo y está tan bien construido que todo lo que las rodea responde a ellas hasta sus casas y el porno inmobiliario inevitable que hay en ellas, cuando ves que una serie en su primer capítulo pasa el Test de Bechdel con creses, supera la limitación weona de que son mamás blancas con dinero inventándose problemas, aquí se habla de mujeres no de estereotipos.

El conflicto va in crescendo con los capítulos, todo es muy felino en ese sentido, la mala onda y la violencia discreta con la que se enfrentan las protagonista es exquisita, crees que una de ella es la que va a morir en el último capítulo, porque como lo vez te convences de que son capaces de despedazarse entre ellas, y no solo lo que sucede entre ellas, todo el comentario social las percibe y las describe como tal. Aquí hay otras capas de realidad: el pasado está presente en flashbacks, los sueños/pesadillas que persiguen a los personajes, la realidad de cada uno y la realidad que los otros crean de las protagonistas. En uno de los capítulos un personaje masculino que está declarando dice “Creo que las mujeres son químicamente incapaces de perdonar” y cuando ves que al final todas se unen contra un enemigo en común, uno que está por sobre sus conflictos de madres leonas y esposas y que ataca su naturaleza de mujeres, la lealtad de genero supera todo. Sumo a lo anterior que Alexander Skarsgård, Perry en la serie, nunca se había visto tan aterrador frente a la cámara, por momentos sientes perfectamente lastima y al minuto siguiente horror, Emmy totalmente merecido.

Los niños son secos, la cantidad de emociones que transmiten, la inteligencia con la que se desenvuelven es sorprendente, son como viejos chicos, es heavy también como Ziggy hijo de Jane (Shailene Woodley) en los primeros capítulos te causa desconfianza hasta miedo a ratos y Chloe hija de Reese Witherspoon, wn qué onda su gusto musical y lo seca que es con las letras y la cultura pop. Te pa-sas-te. Demás está decir que me baje toda la banda sonora, apenas tenga una playa cerca obvio saldré a trotar con tremendo playlist (mentira lo de trotar).

Quiero cerrar diciendo que la edición de los últimos 7 minutos del último capítulo son una belleza, la presencia del mar durante toda la serie es súper simbólica como naturaleza femenina, Toda la fuerza del mar golpeando las rocas con corte directo a la escena de la muerte de Jerry, ¿Cuánto no hay ahí? Cuando las mujeres se convierten en una, se vuelven tan fuertes como una fuerza de la naturaleza. Chao.

Amor y papas fritas.

#EnsayoViaX. Big Little Lies: ¿Mujeres desesperadas? ¡NO!, MUJERES BACANES.

0 Comentarios
Francisca Marquez
Francisca Marquez
No sé si me gustan más las papas fritas o las películas, pero ver películas comiendo papas fritas es de mis cosas favoritas y más que ver películas, me gusta hablar de ellas.